domingo, 21 de diciembre de 2008

Luz interior



Dentro de una flor uno puede ver cosas tan asombrosas, y al mismo tiempo tan cercanas, que no puede creer que pasen tan completamente desapercibidas.

¿Porqué no vemos vallas publicitarias gigantes por las calles con imágenes como estas, pero sin anunciar nada, sólo para recordarnos que esas cosas existen? Al principio nos sorprendería, claro, pero terminaríamos sucumbiendo a la curiosidad, e intentaríamos buscar por nosotros mismos tales muestras de belleza en la naturaleza que nos fuera más cercana. ¿Acaso no sería esta una búsqueda deseable, conveniente, casi terapéutica?

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.