martes, 22 de diciembre de 2009

Mist - The Forest of Mistery

Es muy raro encontrar una estampa como esta en Córdoba. Como nos dice la Wikipedia, la niebla se forma por evaporación de la humedad del suelo, y tal proceso no es muy corriente en el invierno seco de nuestra comarca.



Caminando entre estos árboles, el bosque da una sensación inquietante. Presenta un aspecto fantasmagórico, fascinante y estremecedor.



Cuando se reduce el campo de visión, a pesar de saber que estás en un entorno abierto, no poder fiarte de tu vista produce cierto desasosiego. Te hace incrementar tu sensibilidad auditiva de forma electrizante. Parece como si tu cerebro primordial te dijera, a pesar de carecer del mas mínimo indicio, que de un momento a otro podría surgir un peligro desconocido de entre la bruma. Así que caminas muy despacio, con las pupilas completamente dilatadas y el vello de la nuca erizado por la tensión, oteando cada esquina, recomponiendo a la velocidad del rayo todas las formas que la niebla te muestra incompletas.





Avanzando poco a poco, por fin alcanzas el límite de la niebla. Cuando te ves en la frontera entre el bosque nebuloso y la zona reconquistada por la luz del día, respiras algo aliviado. Después de todo, el cielo azul y el verde del bosque no se habían movido de su sitio...



Por cierto que caminando por este bosque brumoso y extraño, no dejaba de recordar una de las mejores películas de terror que he visto en mi vida. Se trata de "La Niebla (The Mist)", dirigida en 2008 por Frank Darabont y basada en una novela del prolífico Stephen King. Más allá de lo que se ve en pantalla, la película logra recuperar esa capacidad del cine de "dar miedo con lo que no se ve". Así, se sirve de la capacidad que tiene el espectador (inteligente) de rellenar "lo desconocido" con los seres más espantosos de su imaginación, inspirado por una estimulante narración. Esta película da verdadero terror, y en estos tiempos en que todos pensamos "haberlo visto todo" en el cine, es algo muy de agradecer. Y el final es de los que no se olvida en mucho tiempo (¡Id a verla ya! Eso si, abtenerse mentes sensibles o facilmente impresionables. ¡Quedáis avisados!)

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.