miércoles, 13 de enero de 2010

Especial Nevada en Córdoba - 10 enero 2010




La casualidad quiso que la nieve cubriera nuestra ciudad justamente en domingo, igual en la última nevada de 2006. Aunque se produjeron muchísimas incidencias de tráfico y hasta cortes de carreteras, el hecho de ser día festivo amortiguó algunas de sus consecuencias, y propició que más gente pudiera disfrutar de la nevada. Además en esta ocasión empezó de día y no de madrugada como en 2006, de modo que se pudo ver "a plena luz del día".

Lo que sigue es la crónica de mi "día de la nevada":

Justamente esa mañana me encontraba haciendo senderismo en la Sierra de Córdoba, y a media mañana empecé a ver por el rabillo de ojo cómo caían del cielo una especie de "pelusas diminutas". Como eran muy pocas y dispersas, al principio pensé que provenían de los árboles circundantes o algo similar. Pero al ver una gotita de hielo posada en mi brazo, me di cuenta de su verdadera naturaleza.



De pronto este paseo por el campo tenía un valioso e inesperado aliciente. Este vídeo recoge el momento exacto del inicio de la nevada. Eran las 12:40 de la tarde:



Al principio la cantidad de copos que caían era meramente anecdótica, apenas llegaban a tocar el suelo y ni mucho menos llegaban a cuajar. Pero a eso de las 13:30 de pronto la nevada se puso seria y andar con una ventisca de nieve cayéndote en plena cara dejó de ser simplemente "anecdótico". Por no hablar de que la cámara se ponía perdida a cada momento. No había forma de apuntar para hacer una foto sin que el objetivo se llenara de nieve instantaneamente.



En vista de que la cantidad de nieve iba a más, rápidamente tomé el camino de vuelta a casa.





La carretera de vuelta a Córdoba tenía una sorprendente cantidad de nieve: los montes y casas que veía al pasar estaban ya completamente blancos. Parecía que llevaba mucho más tiempo nevando del que yo pensaba, lo cual me alarmó un poco. Lo que de verdad fue una "llamada de atención" fue la primera curva en la que mi coche "patinó" ligeramente. No pasé de 30 Km por hora y seguí los surcos dejados por los coches que habían pasado antes como si fueran railes de tren.

En la bajada pasé junto a un conocido mirador natural. Normalmente hay sitio para unos 3 coches, pero ahora se apelotonaban más de 6 aparcados en todas direcciones. La congestión de tráfico que producían no se justificaba por las vistas, ya que la bruma de nieve ocultaba por completo el panorama que normalmente se divisa desde allí.

Ya por la tarde con las pilas recargadas (literalmente) tuve que decidir rápidamente hacia dónde dirigirme para hacer fotos de la nevada, con 2 importantes condicionantes: las pocas horas de luz que quedaban, y tener que limitarme a sitios donde pudiera llegar a pie, para no perder tiempo atrapado en ningún atasco.

Finalmente elegí el Parque de las Asomadillas. Es de los pocos sitios "en ciudad" de fácil acceso y con un mirador elevado con buenas vistas. Cuando llegué ya había cantidad de gente allí, disfrutando de lo lindo del Parque nevado:



Eran cerca de las 17:00, y caía una copiosa nevada. Con el paraguas en una mano, la cámara en la otra y nieve llegándome de todas direcciones, no era un buen momento para sacar muchas fotos sin que la cámara "muriera" en el proceso. Mi objetivo era llegar al mirador, aunque el camino nevado y pegajoso no me lo iba a poner fácil.



En este Panorama HD se puede apreciar el camino que me esperaba (No olvideis pulsar el botón de "Pantalla completa" y la rueda del ratón para hacer Zoom.):




Por el camino vi mucha gente (más de la que podía imaginar en una ciudad que no tiene pistas de esquí) con sus trineos dejándose caer por las laderas nevadas. Incluso hubo quien pudo hacer algo de snowboard.



Este tríptico podría titularse "10 segundos de Snowboard":



Algunos buscaban alejarse a rincones más tranquilos, aunque para ello tuvieran que irse realmente lejos.



Por fin pude llegar al mirador (caminar sobre la nieve cansa más de lo que podría parecer) y una tregua en la nevada me permitió sacar la cámara y capturar unas mágnificas vistas.



Aquí tenéis un Panorama HD tomado desde el mirador.



Y el vídeo correspondiente:



Allí arriba había un montón de gente, paseando, admirando las vistas, haciéndose fotos, y todos intentábamos no resbalar con la "pasta" de nieve pisoteada que se había formado en el suelo de hormigón del mirador.





Mirando en cualquier dirección, se apreciaba cómo la nevada hacía que todo pareciera distinto: los tejados de las casas, las montañas, el cielo...



Una de las cosas que aún recordaba de la nevada de 2006 era el sonido de las pisadas sobre la nieve. No perdí la ocasión de registrar ahora ese característico sonido:



Una vez conseguido el objetivo de subir al mirador, pude relajarme un poco y me dejé llevar allá donde me llevaran los caminos del Parque.









"K i s s"



"The boy with the red coat"



Los olivos del parque también tenían un aspecto muy diferente:







Apurando las últimas luces del día, me dirigí al Vial Norte para continuar mi gymkana fotográfica particular. El problema es que empezó a llover y este agua no tardaría en fundir la nieve, mermando el interés que pudiera tener en hacer fotos allí. Otra vez volvía a lidiar con manejar el paraguas en una mano, la cámara en la otra y el esquivar la lluvia.



Como hacer fotos así era una lata y allí ya estaba todo medio fundido, decidí volver al Parque. No se me ocurrió otro lugar con nieve suficiente donde aún no se hubiera fundido toda por la lluvia. A pesar de las limitaciones inherentes a la poca iluminación, encontré la manera de sacar algunas buenas fotografías nocturnas.

Ahora las vistas desde el mirador del Parque tenían ese toque especial de las fotos nocturnas:





Otros puntos del Parque también ofrecían vistas interesantes:









Y así termina esta pequeña crónica de un día de nevada en Cordoba, abarcando desde que se inició a las 12:40 pm hasta el anochecer. Ni que decir tiene que cuando volví a casa sobre las 21:00 pm estaba hecho polvo (agotado, entumecido y con los pies mojados), pero lo singular de esta ocasión merecía el esfuerzo.

3 comentarios:

Chary Serrano dijo...

Un reportaje estupendo, muy completo.
Fué un dia muy epecial yo hice algunas fotos desde mi casa y desde la azotea, que puse en mi blog de Córdoba.
Si llego a estar en mi casa de campo hubieramos tenido que quedarnos porque la carretea estuvo cortada dos dias, pero es costumbre allí la nevada, y muy gande. Por una parte me alegro de haberme quedado y por otra me entristezco de no haber podido tomar fotos, aunque tengo de otros años.

La Cocinera Políglota dijo...

¡Enhorabuena por tu magnífico reportaje!

Yo solamente he publicado una fotografía en mi blog de la nevada :-(

Un saludo.

Creativo J dijo...

Gracias Cocinera Poliglota! Las dos fotos que has puesto en tu blog estan muy bien, la anterior nevada tambien fue bastante buena.

Un saludo

Se ha producido un error en este gadget.