jueves, 10 de marzo de 2011

Mercado Medieval Córdoba 2011 - Brujas y Hadas



Como cada año, los puestos de brujas y hadas son mis preferidos con diferencia. El nivel de detalle, creatividad y colorido que exhiben me resultan fascinantes año tras año.

En una primera aproximación, el gran número de figuritas forma una "masa" de brillo y color que ya por si misma es inquietante y llamativa:



Sin embargo, tal acumulación de material no busca saturar la vista para "esconder" defectos o baja calidad, sino todo lo contrario. Prácticamente todas las figuras tenían una belleza y calidad tales, que merecerían tener una foto en solitario. A continuación ofrezco una pequeña muestra de las más interesantes:



En algunas la pose de la figura estaba muy conseguida, como en este hada que mira al firmamento como ensimismada por algún anhelo que desconocemos:















La siguiente figura muestra otra de las poses más conseguidas en estas figuras: una mirada candorosa, ingenua, risueña, mágica al fin y al cabo:









En uno de los puestos se pudo ver una figura a medio hacer. Antes de ser pintada, se podía apreciar el color real de la resina de la que están hechas:





Las encargadas de los puestos estaban ataviadas con vestimentas a imagen de las propias hadas:



También se podían encontrar toda suerte de cálices, copas y demás utensilios para la consumación de magias negras y rituales oscuros:



Otros grandes protagonistas de estos puestos eran los dragones. Los había de muchas formas y tamaños:





















En este hada de alas traslúcidas volvemos a ver una muestra de mirada dulce y embriagadora:







Esta chica menuda, colgaba de su colgante adoptando una posición de meditación propia del yoga, incluso con su tercer ojo pintado en la frente:













También había las típicas brujas con escobas voladoras:





Incluso podíamos ver pequeños y dorados budas, brillando en toda su redondez:



Una figura a destacar: La Reina de Hielo

De entre todas las figuras que pude ver en el Mercado de este año, hubo una que captó mi atención en el mismo instante en que la vi. A falta de un nombre mejor, la he llamado la "Reina de Hielo":



La acertada combinación de tonos azulados, la tez blanquecina y fría, y los ornamentos dorados, le daba un aspecto majestuoso pero oscuro, misterioso, turbador.



Sin duda el mayor acierto (y la mayor diferencia respecto a las otras figuras) era la expresión de la cara: el tener los ojos cerrados le daba una dimensión interesante a esta figura. Estaba como en trance, absorta en no se sabe qué encantamiento:



Otro detalle llamativo eran los perros que aparecían a su espalda, y el que dominaba a su vera con su mano izquierda:





La actitud del perro no era agresiva ni defensiva, parecía estar satisfecho y calmado junto a su dueña, lo cual le daba a ésta otro grado de poder y comunión con la naturaleza, como si estos perros representaran su poder sobre las bestias de la Tierra.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

siento comentaros que la calidad de estas figuras es pésima y que las podeis encontrar en cualquier mayorista importador de CHINA que se vean estas figuras en un presunto mercado medieval y artesano es de lo mas deleznable,pues se estan comiendo la artesania de aquí.
saludos Javi.

Creativo J dijo...

Respeto tu opinion, pero ni las figuras eran realmente tan malas ni seguramente los proveedores chinos que mencionas sean artesanos tan buenos.

EVIDENTEMENTE no todas las figuras tenian el mismo nivel de "acabado" (la que sale sin hacer y sin pintar parece algo mas tosca que las demas), pero hay que recordar que las figuras no pasaban de los 10-15 cm de altura. En las fotos quiza parecen mucho mas grandes, pero para su tamaño, tenian un notable nivel de detalle y una combinacion de colores bastante llamativa y acertada (soy diseñador grafico, creeme, se de lo que hablo).

Te invito a que los visites fisicamente el año que viene y juzges por ti mismo.

Saludos

Se ha producido un error en este gadget.