jueves, 4 de febrero de 2010

Mercado Medieval 2010: Alimentación



Una de las cosas que más me llamó la atención en este Mercado fue todo lo relativo a los puestos de comida en todas sus variantes. Todo cuanto veía tenía un tamaño y exuberancia descomunal.

Las empanadas (dulces o saladas) tenían casi un metro de longitud:



Había multitud de puestos de empanadas de hojaldre y demás repostería, sobre todo en la Plaza de la Corredera.



Además de un tamaño gigante, se veía que tenían bastante relleno:







Los puestos de quesos, en todas sus formas, tamaños y variedades tenían un aspecto muy apetitoso, y llenaban el ambiente con su fuerte y atractivo aroma:



Aunque hablando de la comida en el Mercado Medieval, es obligado hacer una mención especial a las parrillas circulares con carnes a la brasa que se encontraban diseminadas por todo el Mercado.







Todas las carnes (chorizos, morcillas, costillares...) tenían semejante tamaño y se contaban en tal abundancia que llamaba la atención de todo el que pasaba por allí:







Había también una parrilla especial que servía un impresionante "Cerdo Celta":







Para los que prefirieran no tomar carne, había algunas alternativas, entre ellas estos enormes pulpos:



Los más golosos podían elegir entre multitud posibilidades: frutas escarchadas:



O roscos, bollos y empanadas de multiples formas y sabores:





No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.