jueves, 4 de febrero de 2010

Mercado Medieval 2010: Artesanía



En el Mercado se podían encontrar multitud de piezas de artesanía, en formas y materiales de lo más variopintos. Piezas de cerámica o talladas en madera de muchos tipos:



Artefactos de herrería medieval:



Y luego estaban la infinidad de figuritas de distintas formas y tamaños, vinculadas con la ficción de género medieval. Podíamos encontrar guerreros medievales en plena batalla:



Magos misteriosos preparando maléficas pociones:



Dragones que desafiaban a los visitantes:



Cariacontecidos Pinochos:



Divertidas y coloristas Brujitas:



Y cientos (si no miles) de Hadas, Elfos y demás criaturas mágicas:



Algunas figuras tenían un nivel de detalle y belleza muy conseguidos:





También había lugar para joyas y demás adornos en múltiples materiales, o figuras sopladas en estilizado cristal:









En la calle Armas se encontraba un afable artesano que moldeando la arcilla con su torno, ofrecía pequeños cuencos a los visitantes a cambio de la voluntad.



Mientras la arcilla seguía fresca, el artesano grababa con un palillo el nombre que le indicase el visitante interesado.







Siguiendo por esta calle se podía encontrar un pequeño puesto apenas formado por una mesa y unas diminutas figuritas multicolor, aunque la acumulación de curiosos delataba el interés que estaba suscitando. Se trababa de un puesto de figuritas de "Imanes de pistacho".



En apenas un metro cuadrado, se podían contar una sorprendente variedad de figuritas diferentes, a cual más divertida y curiosa, y todas moviendo sus bracitos con sólo el soplo del aire:





No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.