lunes, 21 de enero de 2013

Entrando (y saliendo) de la Calleja de las Flores (VIDEOS)

La Calleja de las Flores es, con diferencia, una de las calles mas emblemáticas de Córdoba. Se encuentra en el entorno de la Mezquita, como bocacalle de la calle Velázquez Bosco:

Bajando por Velázquez Bosco, a mano izquierda nos encontramos con el azulejo que nos indica que hemos llegado a nuestro destino, la Calleja de las flores: Así que, ¡entramos!

Toda la Calleja esta jalonada de tiendas de souvenirs, talleres de artesanía, cordobanes, joyería, etc... De modo que esta calle es vistosa y además interesante, ya que el género que ofrecen dichas tiendas es de lo mas variopinto y llamativo: espejitos, azulejos con nombres propios, vestidos, complementos, bisutería, accesorios decorativos, etc...

Aunque claro, la vista que todo el mundo va a ver allí y por la que es famosa la Calleja de las Flores es esta:
No es raro coincidir con mas visitantes que deseen inmortalizar esta impresionante vista:
 
Por la posición en la que está, podemos jugar a imaginar cómo son las fotos que está tomando este visitante.
¿Serán cómo esta?
  
¿O cómo esta? De cualquier forma, el atractivo de esta vista reside en que, a causa de su estrechez, hace que el fragmento de Mezquita que se ve parezca aun mas preciado y fascinante que si se viera la Mezquita entera.

Bueno, pues ya que hemos disfrutado un ratito de estas vistas, volvamos por donde hemos venido y salgamos de la Calleja de las Flores...

2 comentarios:

José Javier Navas dijo...

No se qué tiene esta calleja, como otros lugares en Córdoba, y en otras partes del mundo.
Las flores y la luz le dan vida. Haciendo prácticamente impopsible dos tomas iguales. Cada instante es irremediablemente distinto del anterior. No me canso de verla y pasearla.
Gracias por el post, las fotos y los vídeos.

Creativo J dijo...

¡Muchas gracias por comentar José Javier!

Lo que dices es cierto: hay una especie de "ecuación oculta" en la que la suma "luz+flores+armonía" dan como resultado una experiencia única y recordable. Y tenemos la suerte de que Córdoba es una ciudad que nos ofrece múltiples oportunidades de sentir ese tipo de sensaciones.

De ahí el valor de estos vídeos en concreto: aprovechando que no había casi nadie, pude grabarme entrando y saliendo de la Calleja sin interrupciones y en una sola toma.

Así he conseguido capturar para siempre este breve paseo por la Calleja de las Flores.

Me alegro de que haya gustado mi artículo. ¡Un saludo!

Se ha producido un error en este gadget.